miércoles, 11 de abril de 2018

El monstruo










Separata del número CLXXVI de Papeles de Son Armadans (1970),
adquirida en la librería Ripoll de
Palma de Mallorca.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

EL MONSTRUO (1963)

...Su hocico se convirtió tajantemente en una mano y deseé ser acariciado. Extraje del bolsillo un bombón brillante y dudé entre comérmelo y entregárselo. Hice lo primero pero había perdido el gusto. Vi colgadas del cielo cientos de maletas. Y comprendí que se estaba acabando el verano y que pronto habría que partir. Hablé por teléfono y la voz no correspondió a nada. Vi al monstruo hendiendo el tiempo con su pata mediana. Y me di cuenta de que había concluido por ahora la posibilidad de soñar. ((Lo supe también porque se me apareció un campo de yuyos y por el sabor astringente que mi garganta volvía a exhalar)).


Máxima: Ante los monstruos no cabe más que aprender. Nada más. 

Anónimo dijo...

Que gran revista Papeles de Son Armadans. Gracias a Camilo José Cela.

Anónimo dijo...

¿Son los escitores monstruos individualistas y solitarios convictos (y a veces confesos) que todo lo absorben vorazmente como los agujeros negros? La dedicatoria de Cela a su primera esposa en una de sus  novelas podría respondernos: Para... sin cuya ausencia jamás hubiera podido acabar esta obra".